Material
20004550
Gold case

Gold case

Tres vinos para tu colección, elaborados en los viñedos más especiales y que reposan en lugares mágicos de nuestras bodegas. Una gran oportunidad para disfrutar de los vinos más emblemáticos y característicos de Familia Torres.

125,00 € Trimestral

Detalles de la suscripción

A continuación, puedes ver los vinos que incluye la colección en curso y suscribirte para recibirla en tu domicilio.

En el momento que completes toda la información para la suscripción disfrutarás inmediatamente de todos los beneficios del club. Realizamos los envíos los meses de diciembre, marzo, junio y septiembre; por lo que este primer lote lo recibirás en diciembre

Así mismo contarás con acceso al Área Privada donde encontrarás todas las fichas técnicas de los vinos, las recomendaciones de nuestros sumilleres y la agenda de los eventos exclusivos para socios.

Suscríbete ahora y recibe la colección de invierno 2021

Imagen de Blanco Granito

Blanco Granito

D.O. Rías Baixas

Un vino blanco de albariño solo disponible para los socios del Familia Torres Wine Club y que se ha elaborado en condiciones muy especiales. Es un vino pionero en su elaboración ya que, para ello, solo se ha utilizado el granito: tanto el propio terruño donde crecen los viñedos, hasta la elaboración y la crianza, que se llevan a cabo en depósitos ovoides de piedra granítica.

Imagen de Vardon Kennett

Vardon Kennett

Esplendor de Vardon Kennett nace de viñedos propios situados a más de 500 metros sobre el nivel del mar, en la finca presidida por la ermita de Santa Maria de Miralles, en el corazón del Penedès. En un futuro muy cercano, y debido al cambio climático, se utilizarán viñedos propios de la familia que están a más altura, al pie de los Pirineos.

Imagen de Mas La Plana

Mas La Plana

D.O. Penedès

Hace más de cuatro décadas, Miguel A. Torres, cuarta generación de la familia, propuso crear un vino diferente, uno de los primeros cabernets sauvignons de España. Muy pocos confiaron en aquel proyecto. Incluso su padre, Miguel Torres Carbó, siguió este proyecto innovador con cierto recelo. Ante la falta de consenso, en 1979, decidieron presentar este vino al certamen más prestigioso del momento, la Olimpíada del Vino de Gault Millau, en París. El triunfo de Mas La Plana fue absoluto, y obtuvo la medalla de oro, superando a los mejores vinos tintos del mundo. Así nació la leyenda de un vino que, cosecha tras cosecha, ha mantenido la originalidad y la determinación de su autor.